Pasatiempos en Roma

A los romanos les gustaba pasárselo bien. No había electricidad; fue mucho antes del cine, la televisión, los ordenadores... entonces, ¿qué tipo de entretenimiento crees que tenían los romanos?

Obras de teatro, conciertos de música en vivo (con instrumentos romanos, diferentes a los instrumentos actuales), canto, recitales de poesía, deporte, ¡espectáculos y gladiadores! Eran algunos de los pasatiempos preferidos por los romanos.


Teatro 

Los romanos disfrutaban del teatro. La mayoría de las obras eran comedias divertidas, aunque también había tragedias. 

Los actores a menudo usaban máscaras para mostrar si su personaje estaba feliz o triste. También usaban pelucas para ayudar a la audiencia a identificar a quién estaban interpretando: un anciano usaba una peluca blanca, mientras que un esclavo usaba una peluca roja. 

Máscaras usadas por actores en la antigua Roma.

Carrera de cuadrigas 

A los romanos les encantaba un día en las carreras. Era tan popular que la pista de carreras de Roma (llamada Circus Maximus) podía albergar a una multitud de 250.000 personas (que tiene más gente que el estadio de fútbol más grande de la Tierra). 

Los jinetes daban siete vueltas alrededor del estadio en carros tirados por dos o cuatro caballos. 

Había cuatro equipos de carreras de cuadrigas en Roma (azules, verdes, rojos y blancos). La gente los apoyaba como seguimos a los equipos de fútbol de hoy. 

Los jinetes eran llamados aurigas. El auriga más famosa de todos los tiempos fue Diocles, que nació en Mérida (España). 

Una carrera de cuadrigas.

Ahora entenderás porqué los aurigas ganaban tanto dinero.

Gladiadores 

¿Has oído hablar de los gladiadores? ¿Qué sabes de ellos? 

Eran hombres (a veces mujeres) que peleaban frente a una multitud, el público. 

Los romanos pensaron por primera vez en los gladiadores cuando descubrieron que los etruscos (que vivían al norte de Roma y se convirtieron en parte del imperio casi desde sus inicios) mataban a un prisionero o un esclavo en el funeral de uno de sus soldados. Una vida por una vida, un regalo para el difunto. 

Los romanos fueron un paso más allá y, en sus funerales, tenían a dos prisioneros o esclavos luchando a muerte sobre la tumba del difunto. A los romanos les gustaban tanto las peleas de gladiadores que empezaron a pedirlas antes de morir. Continuaron estableciendo escuelas de gladiadores y enormes arenas de gladiadores donde el público podía verlas. 

Más de 50.000 personas cabían en el estadio del Coliseo en Roma. Veían a cazadores enfrentarse a  animales salvajes, las ejecuciones y los gladiadores luchar hasta la muerte. 

La mayoría de los gladiadores eran esclavos, criminales o soldados capturados. Si un gladiador tenía mucho éxito, podía ganar su libertad. 

Había muchos tipos de gladiadores, algunos luchaban con una espada y un escudo, mientras que otros usaban una red y un tridente. 

Combate de gladiadores.