Momias

Los primeros egipcios enterraban a sus difuntos en pequeños pozos en el desierto. El calor y la sequedad de la arena deshidrataban los cuerpos rápidamente, creando 'momias' naturales. 

Más tarde, los antiguos egipcios comenzaron a enterrar a sus muertos en ataúdes para protegerlos de los animales salvajes del desierto. Sin embargo, se dieron cuenta de que los cuerpos colocados en ataúdes se pudrían cuando no estaban expuestos a la arena caliente y seca del desierto.

Momia encontrada en el desierto
Momia encontrada en el desierto

_______________________________________________________________________

Cómo hacer una momia

Se necesitaba mucho tiempo para hacer una momia y era bastante caro, por lo que sólo se momificaba a los miembros de la familia real y personas ricas. 

Se han encontrado momias de algunos animales como: gatos, perros, pájaros, babuinos y cocodrilos que representaban a un dios o diosa. 

El proceso de momificación era realizado por sacerdotes y consta de tres etapas. Primero, el embalsamamiento del cuerpo, después la fase de vendaje y por último el enterramiento del cuerpo. 

Embalsamamiento 

1. Se lavaba el cuerpo con vino mientras se rezaba sobre el cuerpo. Después, los sacerdotes frotaban el cuerpo con aceites y especias. 

2. A continuación se hacía un corte en el costado izquierdo del cuerpo y se extraían muchos de los órganos internos (es importante extraerlos porque son la primera parte del cuerpo en descomponerse). 

Los pulmones, el hígado, el estómago y los intestinos se colocaban en unos frascos llamados vasos canopos, que representan a los cuatro hijos de Horus. Los frascos se colocaban en la tumba con la momia porque los egipcios creían que la persona los necesitaría en su próxima vida. El corazón no se sacaba del cuerpo porque se creía que era el centro de la inteligencia y los sentimientos y la persona lo necesitaría en la otra vida. 

Se utilizaba un gancho largo para batir el cerebro y sacarlo por la nariz. 

3. El cuerpo se cubría con natrón o sal durante cuarenta (40) días para secar el cuerpo. La piel se endurecería como el cuero. 

Vendaje

Amuletos funerarios
Amuletos funerarios

4. Se envolvía el cuerpo con tiras de lino empapadas en resina. Los sacerdotes colocaban amuletos de buena suerte entre las vendas. 

Los amuletos, por lo general, eran de oro y tenían diferentes formas, como corazones o escarabajos. Un amuleto popular era el Ojo de Horus. Se creía que este amuleto permitía al cuerpo ver más allá de las envolturas. 

La resina se secaba en unos 15 días. A veces se colocaba una máscara de la cara de la persona sobre las vendas.

5. Después, el cuerpo se colocaba en uno o varios ataúdes que se decoraban con pinturas de la persona, o escritos de oraciones y hechizos mágicos. 

6. Por fin, la momia estaba lista para el viaje a su tumba. 

El funeral

 La procesión fúnebre hacía varias paradas. El funeral era un gran evento. Se pensaba que ayudaba a la persona a pasar de forma segura a la otra vida. También era importante que la procesión fuese larga. 

A veces se pagaba a personas para que caminaran en la procesión y llevaran cosas que pensaban que la persona pudiese necesitar en la otra vida como: comida, bebida, armas, herramientas, instrumentos musicales, muebles, etc.