La Conquista de Italia

Cómo una sola ciudad pudo conquistar toda la Península Itálica.

Es probable que Roma se estableciera por primera vez alrededor del año 1000 a. C. El primer asentamiento se construyó en la colina Palatina porque era fácil de defender. Con el tiempo, las otras seis colinas alrededor de de la colina Palatina también se asentaron. A medida que el asentamiento creció, se convirtió en una ciudad. Se construyó un área pública entre las colinas del Palatino y Capitolino que se conoció como el Foro Romano.

Cuando Roma fue fundada, Italia estaba habitada por muchos pueblos diferentes. Estos incluían a los pueblos latinos (los primeros en asentarse en Roma), los griegos (que se asentaron a lo largo de la costa de Italia), los sabinos y los etruscos. Los etruscos eran un pueblo poderoso que vivía cerca de Roma. Probablemente tuvieron una influencia significativa en la cultura y la formación temprana de Roma. Algunos de los reyes de Roma eran etruscos.

La expansión romana en Italia cubre una serie de conflictos en los que Roma pasó de ser una pequeña ciudad-estado italiana a ser el gobernante de la península italiana. Un proceso que llevó alrededor de 500 años. 

Los territorios conquistados se incorporaron al estado romano de varias maneras: 

  1. Confiscaciones de tierras. 
  2. Establecimiento de colonias. 
  3. Concesión de la ciudadanía romana total o parcial y alianzas militares con estados independientes. 

La exitosa conquista de Italia le dio a Roma acceso a una reserva de mano de obra sin rival por ningún estado contemporáneo y allanó el camino hacia la final dominación romana de todo el mundo mediterráneo.